Lugares perdidos en el tiempo:

Salón Tenampa: El alma de Garibaldi que se toma como el tequila

Todo empezó, como muchas de las mejores historias, ¡gracias a la comida!

Es difícil imaginar qué sería de la Plaza de Garibaldi sin el Salón Tenampa. Fue gracias a esta cantina, nada más y nada menos, que un mariachi pisó por primera vez su explanada y Jalisco se instaló en pleno barrio de La Lagunilla, para no irse jamás.

El antepasado inicial del Salón fue una diminuta fonda, en la que Juan Hernández y su esposa Amalia Díaz diariamente revivían recetas de su natal Cocula.

Tenampa.Mariachi

Ph. Aarón Arredondo

Pronto, la música se volvió igual de necesaria que los platillos y el dueño se trajo de Jalisco a un compadre suyo, para que con una guitarra, una trompeta y un violín acompañaran las cucharadas, celebraciones y lágrimas de sus clientes.

Los fundadores fallecieron. Sin embargo, a ellos siguieron más generaciones de la misma familia, quienes dieron continuidad a la carta original.

Carta.Tenampa

Ph. Aarón Arredondo

Se hicieron de más asientos, copas, metros cuadrados de terreno, murales e inmortalizaron su legendario ponche de granada y sus platones de antojitos y enchiladas de tres moles.

Las viejas mesas del Salón Tenampa testificaron las penas y algunas letras de José Alfredo Jiménez, los tequilas de Pedro Infante, las tertulias de María Felix y los banquetes que se dieron por igual comensales habituales de a pie, que la crema y nata de México, desde 1925.

Tenampa.Salón

Ph. Aarón Arredondo

Mesas.Tenampa

Ph. Aarón Arredondo

Francisco Sánchez, conocido por todos como Panchito, está a punto de cumplir 50 años de servicio en la cantina.

Con notable facilidad puede volver mentalmente a los días en que fue mesero de Aída Cuevas y Juan Gabriel, o cuando alguna vez Chavela Vargas bailó cumbias con el cineasta español Pedro Almodóvar, sobre esos azulejos barridos una y otra vez por el tiempo.

El Tenampa, igual que para muchos otros, es su casa y la prueba viviente de que, aunque afuera la vida se convulsione a son de claxon, el tiempo recibe con un mezcal a quien busque resguardarse en sus historias.

Tenampa.Historias

Ph. Aarón Arredondo

Puedes visitarlos en:📍 Plaza Garibaldi #12, Colonia Centro.

Facebook: Salón Tenampa

Instagram: Salón Tenampa

Twitter: Tenampa

Acerca del autor:

Ollin Velasco

Tw: @ollinvelasco

¡Bienvenido a Slowliving!

Para continuar debemos verificar tu edad.

Tengo por lo menos 18 años de edad