Gente Tejiendo Historias:

Chetito: la prueba de que el mundo entero cabe en una tortilla

Cada sofisticación hecha taco tiene una historia distinta y está pensada hasta el último detalle, para que el disfrute sea en la misma proporción: hasta el último bocado.

Chetito

Cortesía de Chetito

Chetito, ubicado en plena colonia Roma, de la CDMX, Luis Durán y Gilberto Trejo han logrado darle a esta delicia nacional un giro que está cambiando lo que muchos creían saber de tacos.

Todo empezó en la cabeza de Luis.

Luego de estudiar abogacía, una idea le ocupó la mente día y noche: quería poner un restaurante que le permitiera compartir con otros su enorme gusto por Argentina y sus cortes, y que a la vez dijera mucho de la cultura culinaria de México.

Con la ayuda de distintas manos expertas, intentó de todo. Metió la carne entre dos tapas de pan para hacer hamburguesas; pasó horas y horas pensando cómo encontrar las guarniciones perfectas que hicieran únicos sus cortes y, finalmente, intentó poner ingredientes que identificaran a ambos países sobre una masa delgadita para pizza.

Durante la milésima degustación de uno de sus experimentos, intentó comerse una enorme rebanada y no halló mejor forma que doblarla y morderla como si se trata de un taco. No tuvo que pensarlo más: finalmente había encontrado la respuesta que había buscado hasta en sueños.

ChetitoRoma

Cortesía de Chetito

Gil, quien es diseñador gráfico, se unió al proyecto en el momento indicado y fue así como juntos lanzaron, en 2015, su atrevida propuesta gastronómica.

Desde entonces, infinidad de entremeses, tacos, empanadas, ensaladas, postres y cocteles se han hecho de un lugar en su menú, o han salido de él, atendiendo a su grado de perfeccionamiento y a las exigencias de sus clientes.

Hoy, una selecta veintena de tacos fuera de lo común, unos clamatos que se han vuelto legendarios, tres salsas con el nivel de picor adecuado para cada persona y un ambiente que en gran parte logran su decoración y playlists de música relajada, han logrado que Chetito sea considerado un lugar para ejercer el arte de vivir despacio.

Sentarse en sus mesas implica estar dispuesto a dejar de lado la costumbre de comer tacos de un solo bocado, para degustar la combinación de sabores que sobrevienen en cada mordida.

Más allá del de bistec, birria o nopales, que ya todos conocen, las creaciones que salen de su ordenada cocina pueden ser consideradas una bien lograda fusión de sabores.

¿Cuáles son las estrellas de Chetito?

 

Cada quien tiene su favorito, pero es indiscutible que entre las estrellas de la casa se cuentan el “Loco Chávez” que tiene chile pasilla relleno de arrachera, salsa de queso de cabra con pepitas, aguacate y cebolla caramelizada; el “Cristi” que lleva camarón empanizado, aderezo cremoso de chile morita, quesillo, aguacate, cebolla encurtida y un toque de mayonesa; el “Boca” con corte de carne, chistorra, chorizo argentino, queso provoleta y perejil frito; y el “Chayo” que no se queda atrás con champiñones, quesillo, requesón, frijoles negros refritos, chile habanero y aguacate.

De igual forma, las empanadas rellenas de dulce de leche, crema de avellanas o chocolate, con helado de vainilla, zarzamoras y hasta polvo de mazapán, son una parada obligada en la carta.

EmpanadasChetito

Ph. Aaron Arredondo

Luis siempre está pensando en nuevos tacos, y en maneras de mejorar los que ya ofrecen de forma fija. Dice que tiene al menos 50 inéditos, en camino a la perfección.

No obstante, en lo que se hacen posibles sobre una plancha caliente, Gil y él siguen buscando todos los días que sus comensales se convenzan de que el mundo entero cabe en un tortilla y que, por lo tanto, hay mucho de intimidad en el acto de comerlos usando las manos.

Pocas cosas están tan dentro de corazón de un mexicano, como los tacos.

No importa si este amor se manifiesta sobre una tortilla en forma de suadero, pastor, o simplemente sal y limón; al hincarles el diente, todos entienden su incluyente lenguaje universal.

Olvídate de todo lo que creías saber de tacos y aparta una mesa en Chetito (que por cierto es pet friendly), ubicado en::📍 Guanajuato 239, de la Roma Norte, CDMx.

ChetitoPetfriendly

Ph. Coolhunter

Acerca del autor:

Ollin Velasco

Tw: @ollinvelasco

¡Bienvenido a Slowliving!

Para continuar debemos verificar tu edad.

Tengo por lo menos 18 años de edad